Bienvenidos al primer think tank digital en Chile, desarrollado por la Facultad de Comunicaciones UC

BLOG

CARTA ABIERTA A PAREJAS MODERNAS

La pregunta fue muy clara: ¿Crees que has perdido instancias de intimidad con tu pareja por el uso que hacen de la tecnología? Y la respuesta lo fue más aún: un 36,7% dijo que sí. Eso es más de un tercio. Casi cuatro de cada diez. Y la respuesta también es lógica: los espacios de intimidad en una pareja no se producen solos. Tampoco se dan en el vacío. Se trabajan y van in crescendo. Pueden comenzar con una caricia viendo una película o un libro, otras parejas prefieren comenzar por una comida, y otras más directamente a través de una broma, insinuación o coqueteo. El tema es que un paso lleva a al otro, y esta comunión se produce cuando ambas partes se conectan y cada una permite que la otra avance. Hasta el momento no he dicho nada nuevo. Nadie puede sorprenderse de la descripción anterior. Es común para todas (o al menos) gran parte de las parejas.

Ahora imagine la siguiente escena. Le dan un cariño. O un beso. O su pareja le hace una insinuación. Y comparten la misma cama. Cualquiera sea su dinámica. Y su pareja se acerca. Y usted le responde. ¿Y por qué no? Es martes y son las 22. Los niños ya están durmiendo. Y la puerta está cerrada. Y usted ya está pensando. Y quiere seguir el jueguito. ¿Y tú – preguntó en voz juguetona- no estabas cansado(a)?. Y ya se conectaron. Están los dos a bordo. Y usted también comenzó a acariciar a su pareja. Y justo ahí. En ese mismísimo instante, suena ese pito. El aviso. La notificación.

-Un minuto, déjame.

– Es para ver el tema de los niños en la tarde. Es importante.

Y en verdad es importante. Porque hoy toda interrupción es importante. Puede ser también la reunión de las 13 que le dijeron que se acordara de llevar la carpeta. O que mañana no había almuerzo. O que Marcelo no iba a ir porque estaba con 39 y cómo lo iban a hacer. Y es verdad. Fue solo un minuto. Y era muy importante. Y fue solo un minuto. Y era de verdad importante. Pero ya no es lo mismo. Usted dejó entrar al guatón Rodríguez a la cama. Lo invitó a pasar. Trajo su oficina. Falta un solo email para conectarse inmediatamente con el trabajo. Con los problemas y las soluciones. Lo difícil que está la cosa. Lo fácil que es hacer esto para adelantar para mañana antes de la reunión.

Cuando nos estábamos preparando para realizar el estudio con los capos de TrenDigital, hablamos con terapeutas familiares sobre los aspectos relevantes a la hora de evaluar la dinámica de las parejas, y todos coincidieron que había un aspecto extremadamente importante: el espacio de confianza e intimidad. Y con ello no solo hicieron referencia a lo sexual. Nos sugirieron preguntar sobre la conversación al final de la jornada, que se produce cuando están solos y se hablan para saber cómo fue el día. Después que se acuesta a los niños en las parejas más jóvenes. Después que se revisa todo lo que se tenía que ver en las mayores. A ese espacio hicieron referencia.

Y sorprendentemente para nosotros fue justamente la pérdida de ese espacio, por el uso de la tecnología, uno de los que estaba correlacionado más negativamente con la percepción de calidad en la pareja. Si bien todos los conflictos y peleas por el uso de tecnología también se relacionaban negativamente con percepción de calidad, uno no tendría por qué suponer que hablarse por WhatsApp compartiendo un mismo lugar físico, o mensajearse tanto durante el día que en la noche tenían menos de temas conversación, iba a estar negativamente correlacionado a percepción de calidad. Y en verdad es obvio. La sorpresa es un elemento central en toda pareja, y si ya se dijeron todo lo que se podían decir por mensajes durante el día, ¿qué queda para la casa?.

Si tienen dudas pueden revisar el estudio completo acá, pero independiente de los resultados que obtuvimos, me gustaría dejarles cinco tips. Cinco ideas básicas. Y si cree que usted o su pareja no los necesitan, les pido que visualicen la siguiente escena antes de pasar a leer más abajo. Acaban de tener una relación. Está toda la pieza obscura. Solo una luz parpadea. Usted recuerda que antes se quedaban un poco juntos. Abrazados. Ahora bien, ponga atención: si la primera acción que usted o su pareja realizarían antes de abrazarse o entregarse un poco más es estirar la mano para tomar lo que este artículo sugiere, ya sabe lo que tiene que hacer. Si no deje su lectura hasta acá. Muchas gracias por su atención.

TIPS para las parejas modernas

Cómprese un despertador. No tiene para qué usar el teléfono de despertador. El teléfono es un teléfono, y el despertador es generalmente una radio-reloj. No los confunda.

No cargue su teléfono en la pieza. Todos sentimos una necesidad tremenda por revisar los mensajes. No se torture a sí mismo. No tiene sentido. Deje que se cargue solito en el baño, afuera o en el closet.

Deje espacios libres de tecnologías. Da lo mismo si es la comida. Da lo mismo. Solo deje al menos uno.

No cuente todo por mensaje. Deje siempre un “te cuento más cuando llegue”. No pierda la sorpresa en su relación.

Los mensajes son para mejorar la coordinación. Y la voz para decir TE AMO. Si de verdad lo siente dígalo. Al igual como la gente se pone contenta cuando la llaman para su cumpleaños en vez de escribir un mensaje en Facebook, puede llamar solo para decir TE AMO.

Daniel Halpern

Daniel Halpern. PhD en Information and Communication Sciences. Es profesor de la Universidad Católica e investigador del think tank TrenDigital, centro en el que investiga las consecuencias sociales que tiene el uso de las tecnologías de información y comunicación.