Bienvenidos al primer think tank digital en Chile, desarrollado por la Facultad de Comunicaciones UC

BLOG

Hacia una nueva affordance: Accesibilidad Web

Tengo una hija de 1 año y medio que en febrero entró a la sala cuna. Como a todos los niños, le costaba adaptarse: no se movía de una silla, miraba el techo gran parte del día, sollozaba, y parecía ignorar al resto….como si no existieran. Un día la tía de su curso me citó a reunión para decirme con mucha sutileza que Josefina aparentemente era muy tímida y por eso no estaba disfrutando su estadía en ese lugar: “Démosle un par de meses más para que se adapte, si no lo logra va a tener que ir a un psicólogo y buscar ayuda para ver si tiene algo más que timidez…”, dijo.

Llegué a mi casa y googlié trastornos autistas como el Síndrome de Asperger. Ya sabía que en su mayoría, estos niños no disfrutan del contacto social, tienen dificultad para entender las intenciones de los demás, entre otras cosas. Pensé: ¿Y cómo se insertará en un mundo en donde son las relaciones sociales en la web 3.0 el centro de todo? Peor aún ¿Va a entender a sus compañeros de colegio cuando quieran enviarle algo por Snapchat o se rían del último video tendencia en Youtube? Todo esto me llevó a reflexionar sobre qué tan acogedoras son las aplicaciones, sitios web y redes sociales para personas con trastornos, situación de discapacidad intelectual o situación de discapacidad física. Un dato: según el Servicio Nacional de Discapacidad (Senadis), en Chile, existen 2.068.072 de personas con una o más discapacidades.

En la web 3.0 se sigue reproduciendo el viejo esquema offline de ignorar a quienes son distintos (no creo que esto sea por maldad, sino desconocimiento frente al tema), pero paradójicamente se hacen esfuerzos para generar comunidad. Se observa una tendencia a incluir affordances para crear engagement, tales como tagging (organizar información, en ocasiones clasificaciones colectivas), ejemplo de ello es www.amazon.com. Asimismo, portales de noticias como www.emol.com o www.elmundo.es permiten a los usuarios evaluar los contenidos y entregar feedback (evaluación activa), además de compartir con sus amigos en redes sociales. Otros, como www.eldefinido.cl han incorporado sistemas de reputación para que los usuarios se motiven a opinar y así obtener un lugar destacado dentro del sitio.

Sin embargo, una comunidad nunca será auténtica sin Accesibilidad Universal. De acuerdo a Senadis, “un sitio web accesible es aquel que permite el acceso efectivo a todos sus contenidos, a todas las personas, independiente de su discapacidad (visual, auditiva, física, intelectual, entre otras)”. Un desarrollo web debe permitir que las personas puedan percibir, entender, navegar e interactuar con la Web, explica este Servicio.

Como Jefa de Comunicaciones en Duoc UC Puente Alto, este año en la 1° Semana de la Inclusión de Duoc UC (Ver noticia) conversé con jóvenes en situación de discapacidad auditiva, quienes me explicaron lo fundamental que son los subtítulos en los videos para que ellos los entiendan. Por otra parte, una estudiante en situación de discapacidad visual me indicó que gracias al lector de pantalla Jaws puede convertir el contenido de la pantalla en sonido, pero la limitante es que imágenes en JPG no pueden “traducirse”.

Este tipo de tips se encuentran descritos en las Pautas de Accesibilidad para el Contenido Web (WCAG 2.0). Entre estos se encuentra “facilitar a los usuarios ver y oír el contenido, incluyendo la separación entre el primer plano y el fondo”, y “proporcionar alternativas textuales para todo contenido no textual de modo que se pueda convertir a otros formatos que la personas necesiten, tales como textos ampliados, braille, voz, símbolos o en un lenguajes más simple”.

A mi juicio, este conjunto de recomendaciones podría entenderse como una descripción de la affordance que propongo: “Accesibilidad Web”. Al aplicar estos elementos en el desarrollo de un sitio, se incrementaría la participación en Social Media y todos los que quisieran ser parte de una comunidad digital, podrían serlo…

Sólo para que no se queden con la duda, les cuento que mi hija es tímida y luego de cuatro meses de adaptación en la sala cuna, canta, baila y juega con sus compañeros y tías. Para ella, la vida será más fácil que para otros niños que tendrán que sortear un sinnúmero de barreras impuestas por una sociedad digitalizada. Vale la pena preguntarse: ¿Qué puedo hacer yo desde mi rol de comunicador, periodista, o desarrollador para ayudarlos a ser parte de una comunidad? (podrían ser mis hijos).

Claudia Llanca

Twitter 

TAGS > , ,