Deprecated: Methods with the same name as their class will not be constructors in a future version of PHP; Qode_Theme_Options has a deprecated constructor in /gopanel/sites/trendigital_cl/public/wp-content/themes/infographer/includes/qode-options.php on line 12
Tren Digital | Las divergencias de la convergencia digital, de Napster a Uber

Bienvenidos al primer think tank digital en Chile, desarrollado por la Facultad de Comunicaciones UC

BLOG

Las divergencias de la convergencia digital, de Napster a Uber

El conflicto evidenciado por el uso de aplicaciones como Uber o Cabify en el área de transporte, que permite a cualquier persona ofrecer su auto comercialmente a quien quiera trasladarse por la ciudad, o de plataformas web como Airbnb y Niumba en el sector hotelero, que ofrecen habitaciones y alojamientos de particulares en cualquier parte del mundo, son sin duda síntomas de las transformaciones sociales, políticas y culturales que se vienen produciendo en el contexto del creciente uso de las tecnologías digitales.

En el caso de Uber, distintos analistas han llegado incluso a comparar el fenómeno con la teoría del Cisne Negro de Nassim Taleb, quien planteó en el 2007 el enorme impacto, que por lo inesperado, generan algunos descubrimientos científicos, hechos históricos o logros artísticos en la sociedad. Así esta nueva disrupción tecnológica provocaría una reacción desproporcionada en que taxistas de 65 países se movilizan para presionar a los estamentos políticos para que la consideren ilegal perpetuando su condición de monopolio en el mercado.

Por cierto, el contexto en que estos adelantos se desarrollan juega un papel importante. Napster, por ejemplo, fue boicoteado para evitar su proliferación y con ello evitar la destrucción de la industria discográfica. Lo de Uber o Cabify, así como lo de Airbnb y Niumba por tanto no es nuevo. Si bien no se desconoce su carácter disruptivo y polémico, Uber ya ha comenzado a ser regularizado en varios países del mundo.

 A Napster le sucedieron Spotify y Deezer, a Uber otras startups como Gadfly en Singapur. Esto sin duda podría significar una oportunidad para las compañías de taxis, que tras décadas paralizadas, tienen la posibilidad de flexibilizarse ante los adelantos tecnológicos.

El tema radica en lo siguiente entonces: un 59% de los/as chilenos/as presenta insatisfacción con el actual servicio de taxi, cifra que se incrementa a 64% si sólo se consideran los encuestados que residen en la Región Metropolitana (Cadem, 2016); mientras que un 94% cree que el gobierno no debe retirar el servicio de Uber (Evoting, 2016). Si bien ambas encuestas coinciden con la necesidad de regulación, los estudios de opinión refuerzan el desmedro de un servicio por sobre otro.

Si bien en la actualidad aplicaciones como Safer Taxi o Easy Taxi complementan el rubro de taxis, permitiendo hacer más eficiente su modelo de negocio, el servicio que entregan estas nuevas plataformas ha sabido llevar la delantera.

¿Por qué? Uber y Cabify presentan un servicio flexible, de menor costo y mejor modalidad pago (crédito), un servicio transparente, eficiente y seguro. En definitiva es simple, facilita la necesidad de los/as usuarios/as y es creíble. Actualmente tiene presencia en 400 ciudades alrededor del mundo, siendo mayor en  Estados Unidos.

En contraposición la misma encuesta Cadem antes citada, reveló disconformidad de los/as usuarios/as respecto a malos tratos de los choferes de taxi tradicional, la falta de medidas de seguridad y de medios de pagos.  Además, del mal estado de los vehículos.

La consecuencia es esperable: la industria de los taxis se ha mantenido por décadas con fallidas regulaciones de los gobiernos de turno. Así, rígidos ante de los avances tecnológicos, continuarán siendo el patito feo, ante el imponente cisne negro representado por Uber, Gadfly o las múltiples aplicaciones de este tipo que hay en distintas partes del mundo y que se encuentran en constante evolución.

La emergencia de nuevos modelos de negocios en el transporte, como en este caso; o de la hotelería, de la industria de la música o el cine, por nombrar algunos sectores, devienen en procesos creativos de innovación tecnológica.  Modifican sus clásicos patrones centrándolos en las necesidades del usuario/a, evidenciando una necesidad de mercado y atendiendo a ella.

Ese giro de paradigma, producto de la revolución tecnológica, genera un cambio radical en la forma en que las personas se comunican y relacionan con su entorno. Eligen y diseñan su propio patrón diferenciado de necesidad, impulsados por las nuevas tecnologías. Así retornar al pasado ya no es posible. Será Uber u otra app, pero los cambios están para quedarse y evolucionar.  Como plantea Rosaura Ochoa, Social Media es mucho más que un negocio y marketing. Social Media está llevándonos a una dirección como humanidad. Está rediseñando nuestras relaciones sociales.

Macarena Acuña

Macarena Acuña

TAGS > , , , , ,