Bienvenidos al primer think tank digital en Chile, desarrollado por la Facultad de Comunicaciones UC

BLOG

RESISTENCIA INÚTIL AL CAMBIO

Utilizando la tecnología, UBER ha revolucionado y transformado la estructura del transporte público urbano sumando adherentes de manera exponencial, mientras que los taxistas se aferran a un modelo que parece de otro siglo, y pierden espacio en las calles por no adaptarse al sistema.

La tecnología se ha integrado a la vida cotidiana. Pero además de comprar comida, libros, o ropa a distancia, se ha establecido un cambio en la forma de adquirir servicios, en la cual se prefiere la calidad en el servicio. Y así lo entendió UBER, empresa de tecnología que diseñó una red de transporte apoyada por una aplicación móvil simple, fácil de usar y cómoda, que le ha permitido un crecimiento exponencial que amenaza con sacar del mercado a los taxistas, quienes mantienen un sistema tradicional que no se adapta a la época actual.

La entrada al mercado de un servicio que se percibe como mejor del existente -que podría ser comparable con el ingreso de Netflix y su penetración por sobre la televisión tradicional- ha influído en la velocidad con la que los adoptantes se adhieren a UBER, y ha generado un cambio en la estructura del transporte público urbano.

Los taxistas, a pesar de haber incorporado innovaciones como Safer Taxi o Easy Taxi, se encuentran en un estancamiento comunicacional y sobre todo digital que no han entendido del todo. Se han enfocado en desacreditar a UBER cuestionando su seguridad y los aspectos tributarios, negándose a solucionar sus propios problemas y a atender las críticas por su cuestionado funcionamiento, ligado a cobros abusivos y mala cobertura, o el peligro potencial que significa tomar un taxi en la noche.

Pero su principal error ha sido la nula adaptabilidad a un mundo que cuenta con una penetración transversal de las nuevas tecnologías. Los Smartphones se han convertido en un elemento indispensable que permite conectar, comentar, compartir y valorar los servicios, entregando una experimentabilidad que favorece la adopción de la nueva tecnología y que forma parte de la propuesta de UBER. Y le ha funcionado.

Mientras los taxistas hacen protestas o llaman a paro para el 12 de mayo -algo que a simple vista la dará espacio para que UBER se posicione de mejor manera-, el Gerente de UBER Chile, Carlos Schaaf, celebra cómo el debate les ha permitido tener un crecimiento exponencial que se traduce en 10 mil conductores activos y 160 mil usuarios, con una expectativa de 200 mil para mediados de mayo.

Asimismo, mientras los taxistas se enfocan en la “funa”, hacen noticia por sus ataques a los conductores de UBER en vez de acercarse a la tecnología, y el Ministro de Transportes Andrés Gómez Lobo llamó a los usuarios a no utilizar la aplicación, porque representa una “competencia desleal que no debería estar permitida”, sólo queda en manifiesto la desinformación y los vacíos legales que se han hecho visibles con ésta innovación. Un ejemplo de ellos es que los taxistas lamentan el costo tributario que les significa circular, mientras que en UBER aseguran pagar impuestos como empresa de tecnología, porque ese es su rubro.

Entretando, ajenos a ese debate técnico y legal, los usuarios de la Aplicación Móvil han generado comunidades como “UBER Comunidad Chile”, la cual cuenta con más de 9 mil seguidores y, además de tener un crecimiento contínuo, tiene como foco la publicación de contenidos que validan el funcionamiento de UBER y cuestionan a los taxistas.

Los usuarios también se han movilizado en las Redes Sociales con los hashtag #UberSeQueda y #UberNoSeVa, en una campaña que tiene como objetivo permitir el funcionamiento de UBER, y que según analizó la Agencia Cardumen en un estudio, en 61.823 menciones, el 99% apoya a la empresa norteamericana y un 1% a los taxistas.

Éste contexto atiende a la teoría de la investigadora norteamericana y experta en Medios de Comunicación Danah Boyd, quien señala que “la convergencia de los usuarios en una serie de medios permite que estén conectados, y facilita la distribución y flujo de contenido generado por otros usuarios”.

La investigadora también promuve que “la evaluación de pares puede ser o tener más influencia que los rostros”, y en ese sentido son los usuarios quienes se han convertido en los defensores de la marca y detractores del modelo de los taxistas que parece cada vez más ajeno, a pesar de que éstos hayan hecho intentos por adoptar prácticas de UBER, como incorporar la tarjeta de crédito como sistema de pago, aunque ésta propuesta no es reciente.

Desde hace años los taxistas han intentado incorporar el pago electrónico, pero los mismos vicios de su sistema han influído para exista una barrera de entrada en términos de confianza, la cual ha disminuído UBER transparentando su sistema: Permite conocer al conductor, evaluarlo y comentar sobre la experiencia.

La innovación dejó atrás a los taxistas, y ellos no supieron adaptarse. Para peor, recibieron de golpe la propuesta de UBER, que se integró y recibió un apoyo masivo por parte de los usuarios. Tanto así, que realizaron iniciativa en change.org, plataforma digital que promueve el cambio social recolectando firmas para hacer llegar peticiones a las autoridades, con el objetivo de resolver una de las principales trabas que han impedido la integración de la empresa de tecnología.

En la petición, sólo durante la primera semana, se consiguieron 15 mil firmas de usuarios que quieren un cambio regulatorio más acorde a las necesidades actuales que permita el funcionamiento de UBER. Es decir, un llamado ciudadano a que las autoridades permitan la integración de las nuevas teconologías, las cuales sobre bases reguladas, podrían permitir que los usuarios elijan qué sistema quieren elegir para transportarse.

Marcelo Araya

TAGS > , , , , ,