Bienvenidos al primer think tank digital en Chile, desarrollado por la Facultad de Comunicaciones UC

BLOG

YOUTUBERS, GAMERS Y FANPAGES: LOS NUEVOS ÍDOLOS JUVENILES

Nunca antes le había prestado mucha atención a la existencia de los youtubers, bloggers y menos de los gamers. Sí había escuchado de algunos más conocidos, pero más allá de eso, nada. Y creo que es por esta razón que me inquietó tanto la nota de Chilevisión del sábado 14 de mayo, que hablaba del éxito de Germán Garmendia, el conocido (no tanto para mí hasta ese entonces) youtuber chileno que la rompe entre los jóvenes en Latinoamérica, y el fanatismo desatado durante su gira por el lanzamiento de su libro “Chupa el Perro”. La nota mostraba cómo en Chile cientos de niños y adolescentes estaban revolucionados con la llegada de este personaje al país para la firma del libro. Lo primero que pensé: “¿quién es este tipo? Lo segundo: ¿qué hace para llegar a publicar un libro que desata este fanatismo desmedido entre los niños chilenos? Por supuesto, la impresión se agravó cuando la periodista le acerca el micrófono a una niña y le pregunta sobre los consejos que da Germán en su libro: “Algunos son consejos de la vida, como si en el WhatsApp tú no le envías una foto sexy a tu novia, no eres nada”. Quedé plop.

Después de un rato, llegué a la conclusión que más allá de cuestionar el tipo de humor que ofrece este comediante chileno a través de su canal “HolaSoyGermán”, o criticar el tipo de educación que se le está entregando a los niños chilenos mediante contenidos como estos –que sin duda son grandes temas que merecen ser discutidos– lo que aquí se pone de relieve (o al menos lo que intenta expresar esta columna) es la naturaleza de este fenómeno causado por esta suerte de “nuevos oficios digitales” que ven en las nuevas tecnologías una oportunidad para crear un contenido distinto convirtiendo a las nuevas generaciones en una audiencia fiel que se representa en ellos. El fenómeno es tal que incluso estos personajes acaparan más seguidores que algunas populares estrellas de rock y superan los puntos de rating que arroja la televisión tradicional.

En Chile se ven algunos casos. Además del youtuber Germán Garmendia con más de 27 millones de seguidores en Youtube, existe el canal BalentinaVillagra con más de 1 millón de suscriptores, el canal de Fabio Torres con más de 400 mil seguidores o el gamer oriundo de Temuco conocido como Vardoc con alrededor de 1 millón de suscriptores. También llama la atención la popularidad que suscita los fanpages del momento como “Relatos de una mujer borracha” con casi medio millón de Me gusta, creado por una chilena que abrió un espacio en la red social para las mujeres a través del relato de anecdóticas experiencias, y Madres Chilenas que usan WhatsApp” creado por Felipe Hass que reúne los hilarantes diálogos sostenidos entre los seguidores y sus madres que son parte del complejo mundo de la mensajería del celular, y que a la fecha cuenta con más de 200 Me Gusta. Ambos autores, gracias a esta comunidad digital, ya han publicado sus libros siendo éxito de ventas a lo largo del país.

german

Y así nos encontramos con nuevos personajes en la red, personas comunes y corrientes, que mediante facebook, twitter, blogs, Instagram, o Youtube logran gran potencial viral, alcanzando incluso fama a nivel internacional. ¿Pero qué los hace desatar esta popularidad? Primero, son capaces de empatizar con su audiencia, representando a un público que se ve a sí mismo y se dice: “ese podría ser yo”. Segundo, permiten generar contenido variado y diferente mediante originales sistemas motivacionales que invitan a esta nueva audiencia digital a participar pudiendo también generar contenido y haciéndolos sentir “parte de”. Tercero, no solo invitan al público a interactuar constantemente, sino que también a compartir, difundir la información y generar discusión.

¿Quiénes son estas personas? La mayoría son jóvenes de entre 20 y 29 años, pertenecientes a los Millennials -la generación que creció con Internet-, que estando alfabetizados digitalmente, exhiben sus vidas al resto a través de la tecnología. En este sentido también forman parte de la Generación Selfie, que construye su popularidad a partir de mostrarse al resto. Sus seguidores pertenecen a esta generación, como también los adolescentes que integran la Generación Z, caracterizada por depender de los dispositivos tecnológicos y por edificar su sociedad dentro de Internet donde abren su mente y expresan sus emociones y opiniones.

La tendencia no sorprende si se tiene que los usuarios que utilizan Internet pasan un total de 13 horas semanales viendo videos digitales, según un estudio de la consultora global IMS (Internet Media Services), lo que se traduce en 7,6 horas semanales más que el tiempo invertido en mirar TV tradicional (5,4 horas). Por otro lado, el tiempo destinado semanalmente a ver todo tipo de contenidos de Internet es de alrededor 10 horas, representando el 43% del total de las horas destinadas a todos los medios (incluye TV tradicional, radio y periódicos offline). Según el sondeo, la principal audiencia de los medios digitales, como es de esperar, son los Millenials.

El fenómeno llegó para quedarse y basta ir a darse una vuelta en este momento por una librería para darse cuenta de eso. Y si bien su existencia genera amor y odio entre los asiduos de la red, es importante comprender el porqué de esta tendencia, asumir que son fenómenos de masas con un alcance increíble y aceptar que esta es hoy en día la nueva forma de consumo recreativo que millones de personas en el mundo (no tan solo jóvenes) están adquiriendo. Así también lo cree el periodista colombiano Juan Manuel Ruiz, quien en una columna sobre la locura desatada por Germán Garmendia en la Feria del Libro en Bogotá, señaló que “muchos recibimos este fin de semana una amable cachetada de despertar de parte de quienes ya son una manifestación social y tendrán —como ya tienen— enorme relevancia en el mundo de hoy”.

Javiera Fuenzalida

Javiera Fuenzalida

Periodista y educomunicadora en proceso

TAGS > , ,